VOLTEO (II)

En la entrada anterior veíamos lo más difícil del volteo: saber dar una voltereta y medir bien la distancia a la que empezar a girar.

Ahora ya sólo nos queda lo más fácil: colocarnos boca abajo y empujarnos. Es muy importante que respetéis los distintos pasos, sin saltarse ninguno. Si no lo hacéis así, corréis el riesgo de aprender a voltear mal y que os terminen saliendo los virajes como si de una croqueta se tratara.

 

En las piscinas podréis ver que hay gente que une todas estas "mini-fases" que hemos visto. Probablemente lleven mucho tiempo haciéndolo y están en un nivel un poco más alto. No os preocupéis y no tengáis prisa. Ya llegaréis a ese punto.

 

Cuando seáis capaces de hacer bien todas las fases, e incluso estando cansados os salga bien, ya podréis empezar a unirlas, ¡pero con cuidado!

 

Por último, remarcar que, en la medida en que os sea posible, cuando os empujéis, intentad que los brazos queden estirados y lo más juntos posibles, “tapando” la cabeza. Es una buena posición hidrodinámica, aplicable a todos los virajes y salidas.

 

¡Espero que no os sea muy complicado y terminéis haciendo unos buenos volteos!

  • Facebook Clean
  • White Twitter Icon
  • YouTube Clean
  • White Instagram Icon
  • White Google+ Icon

©2015 YA-GO SPORT MEDIA

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

suscríbete