Disfrutando de la pretemporada

Algo que me gusta mucho de mi entrenador es que, no sólo cubre todas mis necesidades como deportista tratando de ajustar entrenamientos y tiempo disponible, sino que también busca que me divierta todo lo posible sin descuidar la esencia de cada sesión.


Este año está empezando muy bien. Exceptuando que todavía no puedo correr por un edema óseo que me ha salido en el pie, estoy entrenando y pasándomelo genial.


Como "esto" es muy largo y tengo muchas carencias que mejorar, estamos centrándonos en que todas las sesiones sean divertidas y en que aprenda algunas cosillas en cada una de ellas. Eso sí, todo con mentalidad de triatleta.


Por ahora estoy haciendo un par de días de gimnasio. Algo que seguro me ayuda a no lesionarme durante la temporada. Todos sabemos la importancia que tiene todo el trabajo de prevención y fortalecimiento.


Estoy nadando unos cinco días, pero de poco volumen y sin intensidad, aunque cada semana va subiendo. Me hubiese gustado haber empezado a nadar con el grupo de velocistas del SEK, como el año pasado, pero me está siendo muy difícil compatibilizarlo con el resto de sesiones, con el trabajo y con la universidad... Tendrá que esperar. Parece que la natación de los viernes será divertida. Hasta el momento estamos nadando Jaime, Julio y yo, pero seguramente el grupo crecerá y se convertirá en un día de entrenamiento duro... y divertido. Lo hemos bautizado como "FRIDAY MONSTER SWIM"... No me puedo quejar... Por poner algún pero: preferiría tener algo de series... Me entretienen más, ¡jeje!


Los entrenamientos de ciclismo son los que más han cambiado. Me sobran dedos para contar las salidas que he hecho con la bici de carretera. Creo que han sido tres. Sigo con los entrenamientos y competiciones de ciclocross, que me motivan cada vez más. Veo que voy mejorando detalles, que se me va quitando el miedo y que, aunque sigo siendo "muy pato", estoy ganando habilidad. Estos entrenamientos son cortitos, de una hora y media, y en todos y cada uno de ellos, cuando terminamos, me quedo con ganas de más.


El pasado viernes tuve mi primer contacto con el velódromo, así como con su suelo… un pequeño momento de duda me hizo caerme, aunque sin hacerme daño. Fue una sensación alucinante, de adrenalina constante y con mezclas de miedo y euforia. Me gustó mucho y, sobre todo, me divertí y vi retos nuevos con los que seguir mejorando. A partir de ahora, todos los viernes, nos vamos al velódromo...


En cuanto a la carrera, poquito que decir. Después de las dos semanas de descaso, en el primer entrenamiento de carrera que hice, tuve un dolor muy intenso en el pie y, por recomendación de Ana, mi fisio de Fisnor, me fui directa al traumatólogo, que me aconsejó no correr hasta ver el resultado de la resonancia. El sábado me comunicó que tenía un edema óseo y que debía hacer unas sesiones de magnetoterapia y seguir sin correr unos días más. No estoy demasiado preocupada, porque este es el mejor momento para tener molestias. En cualquier caso, estoy deseando que llegue la semana que viene para empezar a correr en la piscina y en AlterG. De momento, mi entrenamiento de carrera se reduce a una buena rehabilitación y a la realización de mis deberes de contrastes y propiocepción.


Como podéis ver, mi vuelta a los entrenamientos está siendo divertida y bastante provechosa. Estoy segura de que todas estas novedades que me propone Jaime me harán ponerme a tope para la próxima temporada. Además, me sirven para "cuidar mi mente" y no estar once meses haciendo siempre lo mismo...


Entradas recientes
Historial
  • Facebook Clean
  • White Twitter Icon
  • YouTube Clean
  • White Instagram Icon
  • White Google+ Icon

©2015 YA-GO SPORT MEDIA

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

suscríbete