Seguimos apostando por el TRI

Como ya he contado en alguna ocasión, el año pasado decidí apostar un poquito más por el triatlón, haciendo un esfuerzo económico para poder salir a competir fuera y aprender esas cosas que aquí no puedo. Esta inversión no sólo me ha servido para aprender, sino que me ha ayudado a mejorar tanto deportivamente como personalmente. Podríamos decir que el balance es más que positivo y fue un acierto apostar por ello.


En el mes de mayo se me presentaron dos oportunidades increíbles, algo por lo que había estado entrenando todo el año. Muy a mi pesar, tuve que renunciar a ellas. La primera fue rechazar la oferta de un club de Francia de primera división. Y la segunda, decir que no a la Copa del Mundo de Cagliari. Como comprenderéis, no fue una decisión fácil. Pasé unos días malos. Mi sensación era la de estar dejando pasar el tren.


Después de esto, mantuve varias conversaciones con mi padre, con Elías y con Jaime, tratando de buscar una solución para que en futuras oportunidades pudiera aprovecharlo. Fue fácil. La solución pasaba por dejar de trabajar los fines de semana y quedar "liberada" para poder viajar a competir.


Como sabéis, trabajo en un gimnasio de Majadahonda (Fisico), dando clases y entrenamientos de natación. Hasta este verano trabajaba veinticinco horas de lunes a sábado. Y aparte, las horas adicionales de entrenamientos personales. En mi puesto de trabajo no puedo hacer cambios con los compañeros ya que todos tenemos el mismo horario. Cuando cojo días libres para competir tiene que cubrirme mi jefe o algún compañero con pocos niños.


En mayo, después de ver los pros y contras, decidí plantearle a mi jefe la posibilidad de reducir mi jornada laboral de lunes a jueves y, de este modo, tener libres los fines de semana para viajar a competiciones sin necesidad de pedir favores. Parece una decisión fácil, pero para mí no lo ha sido porque repercute en mi sueldo. Finalmente, realicé la apuesta... De esta manera, no sólo podré disfrutar más del triatlón, sino que también tendré más tiempo para estar con mi pareja o para irme a Galicia o a visitar a mi padre. También podré aprovechar para entrenar en mejores condiciones que este año.


La semana pasada firmé la modificación del contrato y paso a trabajar de lunes a jueves. Para este año ya no hay excusas. Toca seguir entrenando, seguir sufriendo y disfrutando para conseguir mejorar pasito a pasito.


¡¡VUELVO A APOSTAR FUERTE POR EL TRI!! Espero no equivocarme...


Entradas recientes
Historial
  • Facebook Clean
  • White Twitter Icon
  • YouTube Clean
  • White Instagram Icon
  • White Google+ Icon

©2015 YA-GO SPORT MEDIA

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

suscríbete