Con las pilas cargadas

El lunes empezaba un nueva semana... con energías renovadas tras la victoria de Tenerife. Después del viaje de regreso, sólo me dio tiempo a pasar por la piscina a nadar un poco. La bici me la tuve que saltar por falta de horas. El martes, descanso total, todavía con el buen sabor de boca de la carrera del fin de semana...


El miércoles, tras nadar con mis compis del SEK, me fui a la pista de Majadahonda a hacer las series: 6 x 300+200. Por un lado, he de decir que me gustan estas series y, por otro, no tanto. Las hago al ritmo prescrito, incluso un pelín más rápido. Sin embargo, no me canso. Y me queda la sensación de que no he entrenado. Poco a poco iré haciéndolo mejor...


El jueves salí con la bici. Hacía bastante viento. Tocaba un rodaje tranquilo, a 160 vatios. Finalicé con 183. Aún tengo que acostumbrarme al "aparatito". Por la noche, tenía un entrenamiento de natación duro. Sabía que, si no me encontraba bien, sería imposible. El bloque principal eran 7 x 300 a 3:22 cada 3:50, es decir, casi a tope. La primera salió a 3:24. ¡Muerta! Luego hice dos más a 3:30... Jaime me vio fundida y me dijo que se había pasado con los ritmos, que recuperara en la cuarta e hiciera las tres últimas. Por tanto, recuperé nadando a 3:40 y, luego, 3:31, 3:29 y 3:28. Al final, entrenamiento terminado a las diez de la noche y con la convicción de que soy capaz de aguantar relativamente cómoda a 3:30. Eso sí, bajar cuatro o cinco segundos me supone morir...


En la agenda del viernes figuraban series de bici. Afortunadamente, me acompañó Jaime, que me fue guiando en todo momento, y terminó siendo una salida chula. Me di cuenta de lo mucho que cuesta cumplir con los vatios marcados en los tramos de llaneo y de bajada. No obstante, me motiva ver que tengo mucho por mejorar y aprender.


El sábado no transcurrió como me hubiese gustado a causa de algunos imprevistos. El caso es que tuve que correr a las siete de la tarde: 15 x 600 a 2:24 cada 3:10... No me di cuenta de que era un entrenamiento largo hasta que me puse a contar entre series. Salieron todas a una media de 2:20, un poco más rápido y con buenas sensaciones, aunque con un dolor de gemelos que aún me dura...


La salida del domingo con el X3M, como siempre, no defraudó: noventa kilómetros y con un tramo de vuelta con mucho juego de palo va, palo viene. Por la tarde me fui a recuperar uno de los entrenamientos de natación: 1500 con cambios de ritmo. No miré el reloj. Mis sensaciones eran de parecer el muñeco Michelín. Pero no estuvo tan mal: los 50 fuertes, en 34", y los 100, en 1:08; los suaves, entre 1:21 y 1:24... aproximadamente, diecinueve minutos cortos en total...


Concluyo esta semana algo cansada pero muy contenta. Las cosas van saliendo y ya se acercan las primeras competiciones de nivel. Esta semana, más y mejor...


Entradas recientes
Historial