El recobro

Mucha gente me pregunta cómo debe ir el brazo por fuera del agua, durante el recobro. Y la respuesta es muy sencilla. Recordemos que la fase que nos ayuda a avanzar, es decir, que nos propulsa, es la fase subacuática. En esta fase es donde debemos aplicar fuerza y donde debemos ser más escrupulosos con la técnica. Sin embargo, el recobro no nos ayuda a avanzar, con lo cual, lo importante es que no nos cueste trabajo.

 

Voy a intentar explicarme de forma clara y sencilla. El recobro no nos ayuda a avanzar, pero si nos puede “gastar” energías si intentamos hacerlo de una manera antinatural para nosotros. Hace tiempo se decía que el codo en el recobro debía ir alto y con un ángulo de noventa grados. Pero esta posición, para algunas personas, puede resultar incómoda y crearles tensión. Entonces, ¿cómo debemos llevarlo? Como más cómodo, fácil y relajado os resulte a cada uno.

 

Centrad vuestra atención en aquellas cosas que os ayuden a avanzar. Y lo que no interviene en esta búsqueda de desplazamiento, siempre de la forma más cómoda para vosotros, sin tensiones innecesarias.