Cómo quitarse el neopreno

Hace unas semanas veíamos algunos consejos sobre cómo ponernos el neopreno correctamente sin romperlo y sin cansarnos excesivamente. Ahora vamos a ver cómo nos lo podemos quitar. Esta parte es mucho más rápida que la anterior, pero tiene sus complicaciones también.

 

Si alguna vez habéis estado de espectadores en algún triatlón, habréis podido ver que los triatletas se quitan el neopreno en muy pocos segundos, aunque seguro que también habéis podido ver algún triatleta al que se le queda un poco enganchado en la pierna y pierde algún segundito muy valioso. Por este motivo, es muy importante que en nuestros entrenamientos con neopreno aprovechemos para practicar esta parte de la prueba. Estos segundos perdidos con el neopreno pueden privarnos de coger un buen grupo de bici. O a la inversa, unos segundos ganados pueden permitirnos enganchar con el grupito de delante.

 

Personalmente, suelo entrenar con neo los días antes de una prueba donde habrá que usarlo sí o sí. Los entrenamientos no son excesivamente largos. Hago un calentamiento y unas series, sobre todo para no morir de calor y deshidratada. Termino la parte del neopreno con las series fuertes o con algo fuerte para salir corriendo rápido y quitármelo de golpe. Hay días en los que también me toca ponerme el casco, por eso de atinar con el enganche con las pulsaciones y los nervios a mil por hora. Si lo haces con más gente puede ser un juego a modo de competición. Como para entrenar este aspecto estamos un poco “limitados”, hay que intentar aprovechar siempre que nos enfundemos el neo. Veo muy difícil el hacer series de ponerse y quitarse el neo…

 

Si se os queda constantemente el neopreno enganchado y no sale con fluidez, podéis plantearos cortarlo un pelín. A mí se me enganchaba de vez en cuando y he optado por cortarlo un par de dedos y no tener percances en las transiciones.