Natación terapéutica II: LUMBARES

En la entrada anterior –natación terapéutica: CERVICALES–, veíamos algunos consejos generales para aquellas personas que tienen algún tipo de lesión en el cuello. Ahora vamos con más indicaciones para los que sufren de las lumbares.


Como decíamos, es importante que, si nuestra técnica no es muy buena o llevamos varios años sin meternos al agua, empecemos con un entrenador que nos pueda guiar en los primeros días.

 

En el vídeo observamos que podemos trabajar de muchas maneras y que la tuba volverá a ser una buena aliada. De la misma manera, el trabajo de core será fundamental para estas personas.

 

Debemos evitar que nuestra espalda se arquee demasiado, haciendo que se caiga la tripa. Para esto, necesitamos unos abdominales fuertes. Así podremos ir en una posición más recta y natural y tener menos dolencias en la espalda. Esta premisa es importante para todo el mundo, no sólo para los que tienen lesiones de lumbares. 

 

En algunas ocasiones, incluso, podríamos nadar a braza, si nuestro estilo es bastante plano y no tiene ondulaciones.

 

¡Espero que os guste y sea útil para vuestros entrenamientos!
 

  • Facebook Clean
  • White Twitter Icon
  • YouTube Clean
  • White Instagram Icon
  • White Google+ Icon

©2015 YA-GO SPORT MEDIA

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

suscríbete