EMPUJE

Vamos a hablar sobre la última parte de la brazada, sobre el último empujón que hacemos o deberíamos hacer para avanzar.

Uno de los errores que más veo en la piscina es el acortamiento de esta última fase o la inexistencia de la misma. Resumiendo, en muchas ocasiones nos la saltamos.

 

¿Por qué nos saltamos o acortamos esta parte?

 

Principalmente por estos motivos:

  • falta de fuerza-resistencia del tríceps

  • necesidad de respirar cuanto antes y por eso acortamos la brazada

  • por no saber hacer el movimiento (aunque suene raro, es más común de lo que os imagináis)

Desde mi punto de vista, corregir o mejorar esta fase es de lo más sencillo. Además, enseguida notamos los beneficios de hacerlo bien y nos ayudará a:

  • empujar un poco más de agua hacia atrás y avanzar un poquito más

  • favorecer el deslizamiento del otro brazo

  • facilitar el recobro, ya que el brazo sale con cierta inercia y no hace falta hacer fuerza para llevarlo hacia adelante

 

En el vídeo podéis ver diferentes ejercicios así como su correcta ejecución. Y ya sabéis que siempre hay cositas para mejorar y que el secreto está en la constancia y el trabajo bien hecho, porque en la natacion no existen los milagros...