PALITAS

En la mayoría de bolsas de material de los triatletas hay unas palas y, probablemente, serán las más grandes que hayan encontrado. Rara vez hallaremos este tipo de palitas en la mochila de un triatleta.

 

Las palitas son un material muy útil, que podemos utilizar para trabajar diferentes cosas, desde técnica hasta fuerza… Recordad que, como todo, no es bueno abusar de ellas y debéis utilizarlas con cabeza.

 

Cuando somos nadadores principiantes, no deberíamos utilizar palas, sobre todo si nuestra técnica no es del todo buena. Cuando damos el paso de entrenar sin palas a empezar a usarlas, este tipo puede ser un buen comienzo, ya que no requieren mucha fuerza, aunque sí es normal que al principio se os cansen los dedos, que son los que más van a trabajar.

 

Los beneficios de las palitas son los siguientes:

 

-al ser una pala que no ocupa la totalidad de la mano nos viene muy bien para corregir las malas colocaciones de ésta. Las palitas se colocan en los dedos y los dedos no deben sobrepasar la palita ni agarrarla. De esta manera, si hacemos mal la entrada al agua, la pala se nos saldrá o se nos moverá. No nos quedará otra que colocar bien la mano para poder nadar sin que se nos salgan.

-son un material excelente para trabajar los dedos. Solemos pensar que sólo se "agarra" agua con la mano. Nos olvidamos de que los dedos juegan un papel importante en el agarre del agua y necesitamos tener los dedos “fuertes”.

-por otro lado, también las podemos utilizar para hacer remadas. Recordad que las ramadas tienen dos finalidades importantes: una, ganar sensibilidad; otra, ganar fuerza en el “agarre del agua”. Si usamos las palitas para este tipo de ejercicio, lo que estaremos trabajando es la fuerza. Notaréis que los antebrazos se cansan antes al estar haciéndolos trabajar un poco más.

 

-podemos utilizarlas para trabajar ejercicios de técnica, añadiendo un poco de “dificultad” a áquellos que ya conocemos y controlamos.

-por último, podemos ayudarnos de ellas para nadar normal en esos momentos en los que nuestro cuerpo está cansado y necesitamos una ayuda extra, como pueden ser las palas o las aletas. Lo bueno de estas palitas es que no nos van a fatigar tanto como las palas grandes.

 

Puede que todo esto suene un poco raro o abstracto, pero si las probáis en vuestros entrenamientos entenderéis todo lo que os estoy contando.

 

Ahora ya sabéis como utilizar este nuevo "juguete" que para muchos era desconocido.